¡PRIMERA VEZ QUE VEO EL JUEGO DE APEREO ENTRE GATOS!

Por Isabel Pérez Santana

Santo Domingo-18-6-10-RD

Siempre escuchaba a los gatos gritar. En realidad hacen un escándalo y hasta se puede pensar que se están peleando. Creía que la gata gritaba porque el gato le pegaba, pero según me dijo una vecina  es así como ella llama al gato para el apareamiento.

También, siempre los escuchaba durante las noches, pero este apareamiento sucedió a  pleno día.¿Porqué a pleno día? Pienso que podrían estar estimulados, manipulados.En este lugar, El  Edén de Villa Mella, hay alguien cruel con los animales.

he visto perro con el pene erecto y  desnudo, he visto también que le quitan los párpados, así el perro aunque esté dormido no puede cerrar los ojos. Se le ve cuando está dormido, con la mirada perdida, hasta que despierta.

Como tengo unas palomitas, de las que cantan, cuando escucho los gatos en el área simpre me  paro a mirar  por las ventanas  para medir  la proximidad de estos animales carnívoros al área de mis palomas.

Al notar mi presencia siempre salen corriendo, y yo vuelvo a mis quehaceres. Pero esta vez, los gatos estaban en mi pequeño jardín y al ver que estaban en el proceso de apareamiento busqué mi cámara, es algo que nunca había visto, y procedí a sacar fotos. Mi celular no tiene manual, por eso no se las publico.

Noté que a pesar de los gritos, de la gata, la misma no se alejaba del lugar y se quedaba al aclcance del gato. Movía su cola onduladamente, se agachaba, se ponía  con la barriga en el suelo, levantaba la cadera y el resto del cuerpo lo mantenía en posición normal.

Es su lenguaje sexual, yo sólo observaba para narrarlo a ustedes amados  lectores, ya que no podría publicar las fotos. Aquello es sorprendente, su lenguaje corporal  de invitación al sexo, me era totalmente  desconocido.

Se volcaba con las patas hacia arriba, y se volvía a poner sobre la tierra en cuatro patas, el gato se mantenía siempre próximo a ella, al acecho, y se aproximaba de  repente y la cubría con todo su cuerpo de modo que la gata quedaba dentro de sus cuatro patas, pero no se apoyaba sobre la gata.

Noté que el gato se subía sobre el cuerpo de la gata pero no procedía a la introducción rápida del pene como hacen los leoperdos, sino que golpeteaba los genitales de la gata con sus  testículos, eso lo repitió varias veces y no procedió a la introducción del pene.

Ambos al notar mi presencia se separaron. La gata nunca me miró, pero el gato me miró fíjamente, cada vez que se sintió observado. Al sonido de la cámara. Era como si me reprochara  que le estuviera mirando. Mi asombro se debía a que nunca  había  visto gatos teniendo sexo.

Me llamó la atención que el gato tuvo varias oportunidades de golpetear  los genitales de la gata con sus testículos, pero  no procedió a la introducción del pene, como hacen los leopardos, según documental de National Geografic.

El gato, en un instante salta sobre la gata, pero no introduce el pene de inmediato como el leopardo,  el cual salta sobre la pareja e introduce de inmediato, sino que sigue el juego, quién sabe hasta qué momento, porque la introducción del pene no se produjo, y  duraron varios minutos  en su juego, hasta que mi presencia los hizo ir a otro lugar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: